¿QUÉ ES LA CRIANZA RESPETUOSA?

¿QUÉ ES LA CRIANZA RESPETUOSA? 

¡Hola Capitanes y Capitanas! Últimamente hemos escuchado hablar mucho acerca de “crianza respetuosa” pues este término se ha vuelto cada vez más popular, pero ¿qué es?, ¿en qué consiste?, probablemente te preguntarás… ¿es este un modelo de crianza que ya aplico con mis hijos? Hoy responderemos estas respuestas y exploraremos este término juntos.

La crianza respetuosa se basa en la disciplina positiva, que promueve el desarrollo de la autonomía, la confianza y la autoestima de niños y niñas, tomando en cuenta sus necesidades, sentimientos y derechos. A través de una relación cercana con ellos que se basa en 3 principios: la empatía, el respeto y el amor incondicional.


La crianza respetuosa tiene dos pilares; el enfoque de Derechos Humanos (Convención de los Derechos de Niñas y Niños de la Organización de las Naciones Unidas). El segundo, es la Teoría del Apego de la Psicología del desarrollo, que tiene como propósito generar un entorno seguro para niñas y niños.

Entonces, ¿cómo podemos aplicar la crianza respetuosa?

  1. Valida los sentimientos y las emociones.
    Validar sus sentimientos les enseñará que todas las emociones son naturales y por lo tanto aceptadas, dándoles herramientas para gestionar su inteligencia emocional. Para ello, te recomendamos la escucha activa, utilizar un lenguaje empático y no juzgar.

  2. Comunicación asertiva. 
    Los niños son muy perceptivos, al tener una conversación con ellos hazlo de forma respetuosa y atenta, evita el grito, el castigo físico y el menosprecio, ya que la clave es llegar al entendimiento mutuo.

  3. Fomenta la autonomía.
  • Promover la autonomía, contribuirá a desarrollar su confianza, su capacidad para tomar decisiones y solucionar problemas de forma independiente. Esto lo puedes empezar a fomentar:
  • Dándoles tareas apropiadas para su edad (comer, vestir y bañarse solos).
  • Alentarlos a tomar decisiones por sí mismos y respetar sus elecciones.
  • Permitirles resolver conflictos sin intervención.
  • Darles oportunidades para que practiquen diferentes habilidades.



    4. Proporcionar límites claros y consistentes.
    El hecho de establecer una comunicación empática y tomar en cuenta su opinión, no quiere decir que no existan límites. Te damos algunas directrices para poderlos establecer.
  • Establecer reglas claras: Explícalas de manera sencilla y escucha lo que piensan.
  • Cuando te desobedezcan, hazles saber qué consecuencias específicas tienen sus actos.
  • Aplica las reglas. Independientemente del lugar o situación, haz que se sigan en todo momento.

          5.  Mantente presente

Estar presente es uno de los principios fundamentales de la crianza respetuosa, les permite a los niños sentirse seguros y valiosos, además te permitirá conocer sus necesidades, intereses y sus preocupaciones. Dándote la posibilidad de brindarles apoyo.



Publicación más antigua